Las cifras de crecimiento de la industria de la Moda para el 2019 apuntaban a un sector prospero en desarrollo continuo que a pesar de enfrentar criticas y cuestionamientos sobre su impacto negativo en el ambiente y la amplia brecha social que genera movía millones y millones de dólares alrededor del globo terráqueo; ya se hablaba que para el 2050 de seguir igual utilizaría mas del 25% del presupuesto de carbono a nivel mundial contribuyendo gravemente a aumentar la temperatura del planeta. Así mismo la generación de microfibras de plástico detectadas en fuentes hídricas, océanos y hasta en el mismo cuerpo humano que para dentro de tres décadas, podría superar los 22 millones de toneladas debido a que anualmente son utilizadas mas de dos tercios de fibras sintéticas en la producción de ropa.  Todos estos datos entre otros han permitido abrir un amplio estudio sobre las posibilidades de mantener la industria económicamente rentable ya que de ella dependen millones de personas alrededor del mundo pero haciéndola mas sostenible y socialmente responsable; para ello se habla de la implementación de la Moda circular, que como principio le apunta a mantener el valor de los materiales en todo momento, generando una nueva economía textil donde todos tengan acceso a ropa de calidad, asequible e individualizada. Creando incluso nuevos modelos de negocio que permiten hacer ropa mas flexible, durable, modificable, atemporal; donde en todo momento tenga valor incluso en el post consumo llevándola hasta el reciclaje para seguir capturando el valor de los materiales en diferentes ciclos.

Sin embargo, para que todo esto sea posible no puede haber sustancias toxicas o preocupantes que puedan contaminar productos y evitar que afecten la seguridad en procesos de reutilización o reciclaje. Los materiales entonces cobran todavía mas valor, utilizando fibras sintéticas que no provengan de recursos vírgenes si no más bien de recuperación y fibras naturales que hayan sido tratadas responsablemente desde su proceso de extracción, teñido y comercialización; incluso apostándole a métodos que permitan el mantenimiento o mejora de la calidad del suelo y reconstrucción del capital natural; es decir hablamos de procesos regenerativos y reparadores.

Fibras Naturales

Ya hemos estado hablando de la materia prima por excelencia de la moda, el Algodón, pero más allá de ser considerado un elemento respetuoso para el medioambiente por ser una fibra natural. El algodón es el responsable del 2.6% de la huella hídrica mundial y se considera que el 80% son monocultivos transgénicos que terminan dejando los terrenos infértiles debido a la alta carga de pesticidas e insecticidas que se le adiciona. Para ello se ha volcado la mirada al algodón orgánico que no considera el empleo de agroquímicos y que al permitírsele un desarrollo de la cosecha con métodos tradicionales genera menos emisiones de CO2; sin embargo, en el ultimo reporte de Textile Exchange se revelan que en la cosecha 2018/19 se nota un aumento del 31% en la producción de éste, lo que lo convierte en la segunda cosecha, más grande registrada desde el 2009. Es decir que si no dejamos de producir y consumir de manera desmedida las fibras y materiales seguirán siendo industrializados y volveremos a los mismos impactos negativos o a generar otro tipo de problemas aún mas profundos.

El Lino, que es una de las fibras mas antiguas conocidas para el uso de ropa, incluso desde la época de Mesopotamia o el antiguo Egipto, proviene del tallo de la planta de LINO, utiliza muy poca agua en su cultivo debido a su capacidad de absorción, así mismo es mas resistente a las plagas y sus fibras son muchos más fuertes que el algodón; Esta fibra también se adapta muy fácilmente a la coloración con tintes naturales lo que la hace muy interesante; algunas de sus desventajas es que su hilado consume mucha energía y eso la hace mas costosa pero puede reciclarse al menos una vez.

Cañamo, Esta fibra no requiere insecticidas, la planta es capaz de producir mas porcentaje de fibra que el algodón y que el lino, y su longitud incluso es mucho mas amplia. Sin embargo, tiene dos grandes desventajas; la primera, que en muchos países está prohibido su cultivo y la segunda, que al igual que el lino gasta mas energía en su proceso de hilado lo que incrementa su precio.  En Colombia por ejemplo no se consigue y únicamente se ha visto importándolo de países como China.

El Fique; es una de las fibras mas conocidas en Colombia, ya que se da incluso como maleza y ha sido muy utilizada aquí en fabricación de artesanías, sin embargo, en un proceso llamado cottonizacion se ha logrado pasar de una fibra tosca y dura a un hilo mezclado con algodón que puede llevarse a una tela como el denim. Este por ejemplo sería un campo con muchas oportunidades para el país ya que al lograr comercializar una tela hecha de este material podría generarse empleos y lograr reducir la importación del algodón que se hace para cubrir la demanda interna, aprovechando lo que se tiene localmente.

Todas estas fibras que hemos nombrado son de procedencia vegetal, pero también existen las que son de procedencia animal, tales como la Lana por ejemplo; que necesita menos lavado que la mayoría de las fibras, es cálida, transpirable, absorbe fácilmente los tintes, y la humedad además de ser duradera; pero dentro de sus desventajas está que requiere grandes cantidades de tierra para criar ovejas que como ya sabemos de manera industrializada genera gases de efecto invernadero, además se ha comprobado el maltrato al animal para su extracción y también el uso de tratamientos químicos que van a las fuentes hídricas; procesos que pueden ser mejorados manteniendo producciones a baja escala, y controlando la cadena de suministro para tener menos impacto.

Algunas de las marcas que hacen parte de la comunidad KUKUPU y que utilizan fibras naturales son:

CORPOLIENZO CHARALÁ

Trata de mantener mediante la inclusión y el empoderamiento de las mujeres de la zona las costumbres de siembra, hilado y tinturado con elementos naturales para realizar productos únicos y perdurables en el tiempo, conservando la tradición algodonera del país produciéndolo de manera orgánica y con responsabilidad social

SOMOS MHUYSCAS

Rescata la historia Muisca a través del tejido en fibras naturales como el algodón o la lana de ovejo; sus prendas conservan la cosmovisión de nuestros antepasados del altiplano cundiboyacense, pero impregnándole modernidad y color para hacerlas llamativas y actuales.

NAMNA

Producen a baja escala, con prendas elaboradas en lino apostándole a una moda atemporal, simple, pero con estilo propio y de calidad. ofrecen servicio de reparación.

MAKTUB

Marca antioqueña que motiva el consumo consciente en la compra, el uso y el cuidado de la ropa, realiza prendas elaboradas con lino al 100% y lino/algodón, generando el mínimo de residuos los cuales son entregados para elaboración de juguetes o bolsas para entrega de pedidos.

Existen otra gran variedad de fibras naturales y de origen vegetal que iremos abordando mas adelante; ya que en un momento como el actual donde la industria textil está altamente golpeada por el confinamiento mundial es necesario repensar los modelos de producción y consumo; en una era que empieza a ser digital; y donde la sostenibilidad cobra un valor muy importante no solo necesitamos hablar de los materiales si no de la forma de diseñar los productos y mezclar el servicio en una industria que no puede seguir extrayendo recursos de manera desmedida teniendo como objetivo únicamente vender y donde a través de plataformas virtuales las marcas deberán también intentar mantener un vínculo más estrecho con su usuario para ganar su fidelidad y confianza.