Recycling o Upcyling ambos hacen parte de la Moda Circular

Con el termino de Moda Circular que anda en tendencia se evidencia que actualmente los conceptos están siendo fácilmente tergiversados, en la mayoría de los casos por falta de investigación, profundización y sobre todo interés en la estricta aplicabilidad; pero en cambio sí son fácilmente apropiados los términos sin rigurosidad para fines más comerciales. Es muy notable cómo la circularidad está siendo reducida al mero reciclaje y que éste muchas veces se confunde con la venta de ropa de segunda mano o con la reutilización de material.

La industria textil ha estado extrayendo de manera desmedida recursos naturales para la producción de prendas bajo un modelo de moda rápida que claramente va acorde con el sistema lineal imperante, extrae-produce-desecha; cada vez más la ropa es de menor calidad, se usa menos y se desecha con demasiada premura; esto ha llevado a efectos negativos en el medio ambiente, así como ha generado amplias brechas sociales incluyendo pérdida de valor económico; y es que de seguir las cosas igual para el 2050 se dice que solo ésta Industria consumirá una cuarta parte del presupuesto mundial de carbono. Aunque el concepto de economía circular empezó a sonar desde los 80´s y 90´s es después del 2014 donde se habla de aplicarlo al sector textil y se nombra por primera vez la Moda Circular, que no es más que un conjunto de principios que mantienen los productos y materiales en uso, con el fin de eliminar los desechos y la contaminación mientras se regeneran los ecosistemas naturales.

La circularidad no puede reducirse a una o dos prácticas, como la reventa, o la reparación o el reciclaje si no a todas las acciones vinculadas para lograr integrar a diferentes ciclos los productos o los materiales prevaleciendo su valor y evitando el desecho hasta que sea necesario su regreso a la biosfera, logrando su degradación más rápida y regenerativa incluso.  Así es como las 9 R´s son componentes vitales de todo este nuevo modelo; pero vamos a enfocarnos únicamente en el Reciclaje y el Upcycling que contribuyen a reducir el consumo de materias primas sobre todo extraídas de recursos vírgenes, disminuyen el consumo de energía (para su procesamiento) y evitan considerar basura algo que puede ser nutriente en otro ciclo.

Pero para poner en contexto vamos a encontrar algunas diferencias entre ambos:

Reciclaje (Recycling): Convierte los residuos en materiales reutilizables para usar como materia prima. Todo esto mediante dos procesos. El reciclaje químico se refiere a la disolución química de los desechos textiles en sus componentes básicos y a partir de ahí crear fibras sintéticas nuevas, como por ejemplo el nylon reciclado. El reciclaje mecánico se realiza desenredando los textiles desechados en fibras (hilos pequeños y delgados); y posteriormente utilizando ese material de fibra recuperado para hilar, inclusive mezclándolo parcialmente con fibra virgen para aumentar la calidad de la fibra.

Supra-Reciclaje (Upcycling): Este se considera más como una solución a largo plazo que previene el desecho en vertederos ya que el reciclaje tiene un número limitado en que puede reprocesarse un material, por eso ésta es una buena opción para disponer de el varias veces incluso en diferentes industrias. El “upcycling” o “supra-reciclaje” transforma un objeto sin uso o destinado a ser un residuo en otro de igual o mayor utilidad y valor. No destruye el residuo lo convierte mediante creatividad e innovación.

LA ROPA DE SEGUNDA MANO CUANDO SE VENDE NO ES RECICLADA, SIMPLEMENTE REGRESA AL CICLO SIENDO REUSADA O REUTILIZADA.

En Colombia hay varias marcas que le apuestan a ambas corrientes, algunas utilizando material reciclado, el más famoso en este momento (pandemia 2020) es el poliéster reciclado que viene de procesar poliéster al 100% y/o pet de botellas; y es el único proceso de reciclaje que se encuentra en el país. Otras le apuestan a trabajar con retal textil que proviene del pre-consumo y del post-consumo ya que el sector de la confección es muy potente aquí y la mayoría no cuenta con conocimiento de patronaje cero residuo o metodología circular para ser mas eficientes con los recursos, por lo tanto el “desecho” es bastante amplio; podría considerarse que el 25% del desperdicio se queda justo ahí en el pre-consumo; igualmente con la sobre-producción de prendas en el mundo se podría decir que podemos vivir 200 años sin producir una pieza de ropa más y bien distribuida (como la comida) sería suficiente para todos vestirnos; por lo tanto lo que termina en desuso en el post-consumo también genera un alto impacto.

Las siguientes marcas hacen parte de la comunidad KUKUPU:

RECYCLING (RECICLAJE)

JÜPPA SHOES

Zapatos con diseños urbanos, a partir de textiles reciclados y caucho reutilizado en sus suelas. Ofrecen una alternativa sostenible en calzado, contribuyendo a proteger el medio ambiente y utilizando materiales reciclados, por lo tanto, la tela es hecha a partir se retal y fibras recicladas. El caucho de la suela es reutilizado de otras industrias y además los tintes sin a base de agua. Así mismo tratan de ir cerrando el ciclo ofreciendo la reparación a sus clientes en caso de deterioro.

YOGGICRANE

Sus leggins están hechos de nylon reciclado que proviene desechos de redes de pesca, restos de tela, alfombras y plásticos industriales de vertederos, y océanos del mundo. El corte también asegura un menor desperdicio optimizando la mayoría de la tela en el proceso.

PAZCA

Una marca que combina compromiso y constante transformación trabaja con tela hecha de retal textil y pet reciclado, sus suelas son de caucho con cascarilla de arroz que facilitan la biodegradación, y los detalles son de retazos aprovechables.

PLANET SHIRT

Camisetas hechas a partir de material reciclado 50% poliéster y 50% de algodón; lo que significa ahorro en agua, energía y recursos vírgenes.

UPCYCLING (SUPRA-RECICLAJE)

LES COMMON PEOPLE

A través del supra-reciclaje se le da un nuevo propósito al residuo textil descartado por empresas de confección añadiendo valor y generando piezas únicas.  Producen a baja escala, con mano de obra local, de esta manera contribuyen a evitar que todo ese material vaya al vertedero, en cifras no oficiales se habla que únicamente en #Bogota se desechan 318 toneladas diarias de residuos textiles y el 95% de estos incluso podría ser aprovechado.

MALUNE

Crea productos propios y empáticos con cualquier mujer, sus prendas anulan los prejuicios dimensionales apostando a la hermosa diversidad de las mujeres, prendas diseñadas reutilizando retales textiles.

ANCLADO

Diseñan y crean bolsos, maletas, cartucheras a través de la reutilización de material residual proveniente del pre y post consumo, apostándole de esta manera al consumo circular.

ISADORA MARTIN

Sus chaquetas son elaboradas de remante textil por lo que cada pieza es única; contribuyendo a reducir el desecho que de otro modo llegaría a los vertederos.

En joyería ambiental también podemos ver ejemplos de reutilización y recuperación de materiales, dos de nuestras marcas aliadas son ECOTR3ND y AMARU DISEÑO.

Como vemos ambos tanto el reciclaje como el supra-reciclaje conservan el medio ambiente y tratan de mantener por más tiempo los materiales durante diversos ciclos de vida; Una diferencia importante entre ellos es que el primero es generalmente una reconstrucción química del material mientras que el segundo hace algo completamente nuevo con los desechos o productos usados sin tener que descomponer el material únicamente dándoles más valor tal como están. Por otra parte, el reciclaje solo puede usar los materiales hasta que sus propiedades físicas lo resistan, en el poliéster, por ejemplo, solo se puede hacer una vez. Y claro otra diferencia sustancial es los costos, el proceso real de rehacer el material a partir de sus compuestos básicos requiere combustible, energía y costos de fabricación.

Todos estos procesos no pueden seguir creciendo y democratizándose sin la contribución del usuario que básicamente debe ser consciente al momento de adquirir un producto apostándole a la historia del mismo, los recursos utilizados y todo lo que hay detrás como una forma de presionar a la Industria a implementar modelos de producción menos lineales y mas limpios.