KUKUPU MODA CON SENTIDO

Celebramos diez mil seguidores en nuestra cuenta de Instagram, no solo como una forma de marketing, justamente porque llegamos a ese número de manera orgánica; trabajando a pulso, sin publicidad paga y co-creando de manera colaborativa para gestar una red de emprendimientos con el mismo propósito; consolidando una comunidad de personas que buscan formas alternativas de consumo y entendiendo éste como una acción para crear un mundo distinto a través de elecciones propias que lleven a la equidad, la justicia y la ética.

Estamos orgullosos de vivir este momento de la humanidad en el que pertenecemos al cambio y no hacemos resistencia; al contrario nos movemos como surfistas dentro de esta tercera ola de evolución humana, una era donde se cuestionan las antiguas relaciones de poder, los estereotipos, las divisiones raciales y sociales que nos han acompañado como creencias enterradas en nuestro subconsciente hasta el día de hoy; una era en el que se derriban las relaciones de poder basadas en una economía lineal de combustibles fósiles y de filosofía extractiva. Somos esa tercera ola que nos invita a ser creativos y buscar nuevas formas de consumo y producción con procesos sostenibles, que no consumen mas recursos de los que se necesitan, y solo utilizando aquellos que se regeneran en un tiempo razonable; una sociedad que reducirá el papel de la nación-estado dando nacimiento a economías semiautónomas con gobiernos mas sencillos, eficaces, y realmente democráticos, pero indiscutiblemente más participativos. Una era que rompe la brecha histórica entre consumidor y productor para dar paso al nuevo “prosumidor”.

Esta nueva transición como siempre lo decimos debe estar permeada por todos los sectores, el público, el privado y el ciudadano como tal, que crean en una bioeconomía como cambio social, es decir una visión de economía natural basada en el ciclo natural de los materiales con un fuerte enfoque de sostenibilidad, que sea la base para garantizar la nutrición global y el suministro de fuentes de energía y materias primas renovables para una amplia gama de industrias. La fabricación en serie es quizá una de las tradiciones de la civilización que estamos abandonando y que debe abolirse para dar paso a la fabricación en series cortas de productos parcial o totalmente personalizados; alejarnos de la uniformación a la que fuimos sometidos y volver a explorar nuestro propio ser, nuestro placer individual para saber cómo integrarnos en lo colectivo desde la autenticidad.

En la moda por ejemplo podemos ver como el sistema antiguo de producción en serie, limitaba al trabajador a colocar piezas de tela sobre otras y trazando el patrón la maquina cortadora producía miles de piezas múltiples e idénticas, para que las personas se tuvieran que ajustar a las tallas estándar como si los cuerpos de cada ser humano fueran iguales. Ahora mediante la tecnología las maquinas de rayos laser pueden ser programadas para servir económicamente al pedido de una sola prenda, reduciendo desechos, y la necesidad de un inventario, ajustando la confección a la medida, desmasificando la fabricación y dando paso al diseño pensado en el humano.

Hablamos de todo esto porque así es como queremos ser parte del futuro, quizás muchos pensamos que aún faltan décadas para toda esta transformación pero sabemos que la humanidad esta haciendo un salto cuántico valiéndose de la tecnología y la consciencia sobre la urgencia planetaria que nos presiona a cambiar de manera casi inmediata nuestra economía lineal, y regresando a nuestra esencia como humanos, seres vivos que participan en esta danza natural con otros seres que cohabitan el Mundo junto a nosotros y que debemos ayudar a garantizar su supervivencia.

Hace 6 años nació KUKUPU como una forma de activismo y a medida que hemos caminado hacia adelante hemos aunado esfuerzos para contribuir a que las personas del común encuentren maneras distintas de adquirir ropa; de usar la moda como una herramienta de transformación social y no ser únicamente “usados” por la moda. Hemos hecho alianzas con diversos colectivos, diseñadores y marcas para lograr realizar movimientos que impacten la consciencia colectiva, algunas de estas siguen permaneciendo; sin embargo, otras fueron solo transitorias no sin antes dejar profundos aprendizajes. Hemos sido resilientes durante cada etapa, porque no ha sido un camino fácil pero hemos permanecido en pie participando en esta maravillosa transición planetaria, con una visión fija de colaboración, en la que muchas veces quizás nos hemos equivocado pero en otras estamos seguros de haber sembrado una hermosa semilla que ha germinado en otros y otras para seguir gestando soluciones que conviertan nuestro modelo económico en una perfecta pirámide triangular con los principios de la sostenibilidad…económico, social y ambiental.

Hoy queremos decir GRACIAS, GRACIAS y GRACIAS por ayudarnos a llegar hasta aquí y por ser parte de este momento de la humanidad.

Leave a Reply